Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. abordan el daño auditivo causado por el ruido recreacional.

John Eichwald

Resumen


Texto completo:
Durante  cinco  décadas,  los  Centros  para  el  Control  y  la  Prevención  de Enfermedades  (CDC)  han  investigado  la  pérdida  auditiva  inducida  por  el  ruido (NIHL, por sus siglas en inglés) en el lugar de trabajo y han divulgado sus hallazgos a través del Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH, por sus siglas en inglés). En febrero del 2017, un grupo de trabajo perteneciente al Centro Nacional de Salud Ambiental (NCEH, por sus siglas en inglés), lanzó una campaña sobre la pérdida auditiva con el fin de aumentar la conciencia de que la exposición excesiva  a  sonidos  fuertes  fuera  del  entorno  laboral  puede  provocar  la  pérdida auditiva permanente.


DOI: https://doi.org/10.34052/rispch.v5i1.1.122

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.